Copa menstrual talla M

Las copas menstruales han sido diseñadas en varios tamaños para adaptarse a todos los tipos de cuerpos. ¿Cómo saber si la copa menstrual talla M es la más adecuada para ti? Los criterios que más debes tener en cuenta a la hora de elegir el tamaño de la copa menstrual es tu edad y si has tenido partos vaginales pero hay marcas que también tienen en cuenta la cantidad de flujo y la firmeza del suelo pélvico.

La copa menstrual de talla M se suele aconsejar en los siguientes casos:

  • Mayor de 18 años.
  • Con o sin partos vaginales.
  • Suelo pélvico normal.
  • Flujo menstrual normal/moderado.

Catálogo de copas menstruales de la talla M

No products found.

Copas menstruales con esterilizador

Si eres de esa gente que agradece que las copas menstruales vengan con sus propios accesorios esta selección de copas con sus propios esterilizadores te puede interesar. El método de uso es muy sencillo, despliega el vasito, incluye la copa, vierte agua hasta quedar un poco por encima de la copa, al menos tres al microondas y ¡listo para usar!

Descubre las marcas más populares

Conoce todo sobre las marcas de las copas menstruales en las que más que confian las usuarias. Cada marca tiene su sistema de medidas y podrás encontrar tu copa menstrual talla m entre las marcas mejor valoradas del mercado.

Análisis de las copas mejor valoradas en 2020

Consejos para comenzar a usar la copa menstrual

  • Doblar adecuadamente la copa. Hay varias formas de doblar la copa. En C, aplanando el aro superior y juntando los extremos del aro formando una c, en S, aplanando el aro superior y doblarlo hasta formar una S y la forma má recomendada y personalmente la que más utilizo, en V, que consiste en presionar un punto del aro superior hacia el interior de la copa con el dedo índice y con el pulgar y el corazón doblar los dos extremos hasta que se juntan. De esta manera queda una parte más estrecha en la copa lo que facilita enormemente su introducción y cuando le coges el tranquillo también te permite ayudar a que la copa se abra presionando ligeramente en la parte sin doblar para que la parte doblada se expanda.
  • Asegurar que la copa queda bien abierta. Una vez que la copa está ya introducida en la cavidad vaginal una de las formas más sencillas de asegurar que la copa está adecuadamente abierta es tirar un poco hacia abajo desde el rabillo con movimientos pendulares y/o girar ligeramente con los dedos desde la base de la copa (con un movimiento similar al que tendrías al enroscar una bombilla), de esta manera la copa se adapta y se acaba de abrir si no lo hubiera hecho.