Copa menstrual talla S

La copa menstrual talla S ha sido diseñada para las personas que por las características de su cuerpo necesitan una copa pequeña. ¿Cómo saber cuál es la talla de copa que deberías utilizar? Los criterios que más debes tener en cuenta a la hora de elegir el tamaño de la copa menstrual es tu edad y si has tenido partos vaginales aunque algunas marcas que también tienen en cuenta la cantidad de flujo y la firmeza del suelo pélvico.

La copa menstrual de talla S se suele aconsejar en los siguientes casos:

  • Menor de 18 años.
  • Sin partos vaginales.
  • Suelo pélvico muy fortalecido (por ejemplo personas que practican yoga)
  • Poco flujo menstrual.

Catálogo de copas menstruales de la talla S

Las mejores copas para principiantes

Si estás pensando en iniciarte en este mundo de las copas menstruales, cosa totalmente recomendable, estas son las copas diseñadas específicamente para comenzar por su tamaño y su facilidad de uso. El tiempo de aprendizaje para utilizar con normalidad la copa menstrual puede llevar algunos usos pero una vez que aprendas a usarla descubrirás que es de las mejores opciones para la regla que se han inventado.

Descubre las marcas más populares

Conoce todo sobre las marcas de las copas menstruales en las que más que confian las usuarias. Cada marca tiene su sistema de medidas y podrás encontrar tu copa menstrual talla s entre las marcas mejor valoradas del mercado.

Análisis de las copas mejor valoradas en 2020

Consejos para comenzar a usar la copa menstrual

  • Colocar adecuadamente la copa. La posición es la clave, la copa menstrual no es necesario que se introduzca tan profundamente como un tampón, con que la copa quede dentro de la cavidad vaginal es suficiente, incluso el rabito puede queda ligeramente fuera ya que normalmente se va colocando sola.
  • Asegurar que la copa queda bien abierta. Una vez que la copa está ya introducida en la cavidad vaginal una de las formas más sencillas de asegurar que la copa está adecuadamente abierta es girar ligeramente con los dedos desde la base de la copa (por poner un ejemplo un poco tonto el movimiento debe ser similar al que tendrías al enroscar una bombilla), de esta manera la copa se adapta y se abre en caso de que no se hubiera abierto adecuadamente.